Peridroma saucia

Orden > Familia

Lepidoptera > Noctuidae

Sinónimos

Lycophotia saucia, Peridroma margaritosa

Distribución

Cosmopolita

Nombre Español

Lagarta cortadora

Nombre Inglés

Variegated cutworms

Nombre Portugués

Lagarta

Nombre Guaraní

Reconocimiento y morfología: El adulto mide de 40 a 45 mm de expansión alar. Las alas anteriores son de una coloración extremadamente variable. Lo mas común es que se encuentren cubiertas de escamas pardo oscuras uniformemente repartidas sobre toda la superficie, con manchas poco contrastantes. En otros individuos el color de fondo varia del grisáceo al pardo rojizo, con manchas notables que le dan un aspecto moteado. Las alas posteriores son casi blancas oscureciéndose hacia los márgenes, la venación alar se hace claramente visible por la presencia sobre estas de escamas castaño oscuro. El cuerpo es gris. La larva mide 40 a 45 mm de largo. El cuerpo posee una coloración general variable que va del gris claro al pardo oscuro, lo que la asemeja al medio en el que vive. La cabeza es castaño claro con zonas próximas a la frente pigmentadas de oscuro. El cuerpo aparece moteado y con dos bandas dorso - laterales en las que se observan una serie de puntos amarillos. Dorsalmente, en el octavo segmento se encuentra una mancha característica en forma de W y de color negro. La epidermis es lisa y los espiraculos son negros. Durante los primeros estadios la larva posee un geotactismo positivo por lo que se localiza sobre las partes epigeas de sus hospederos. Su actividad es esencialmente diurna. A medida que crece en tamaño su comportamiento varía, se vuelve de hábitos nocturnos y desciende al suelo o permanece sobre el vegetal, pero próximo a este. En horas del día se le ve ligeramente enterrada, oculta entre restos vegetales o en el follaje basal de las plantas. Durante la noche se desplaza activamente cortando tallos y raíces o ascendiendo a las plantas para atacar otros órganos. Cuando se apresta a empupar la larva deja de alimentarse y luego de un tiempo se entierra a una profundidad que oscila entre 1 y 10 cm. Bajo tierra construye una cámara pupal en cuyo interior transcurre este estado.
Daños e importancia económica: Daña numerosas plantas cultivadas. En vid la larva asciende a la planta dañando las hojas o instalándose en los racimos y alimentándose de las bayas. También puede ascender a los arboles frutales para atacar sus frutos. No obstante, estos casos los debemos considerar como fortuitos puesto que su comportamiento la lleva a vivir en el follaje próximo al suelo o directamente en este. Como sucede en general con los noctuidos cortadores, esta especie muestra un comportamiento errático con incrementos poblacionales no predecibles. Este padrón la convierte en una plaga esporádica, que provoca daños que van de menores a moderados. En ciertos años sin embargo su presencia se torna relativamente abundante, con ataques mas o menos importantes. Los mayores perjuicios ocurren durante la primavera a partir de octubre. La larva es capaz de atacar diversas partes de una planta como hojas, brotes, flores, frutos, raíces y tubérculos. En términos generales sus daños son similares a los de otras lagartas cortadoras. Los daños en el follaje resultan habituales y comienzan con las larvas recién nacidas, las que roen el parenquima foliar y eventualmente llegan a realizar pequeños orificios. A partir del tercer o cuarto estadio el daño se evidencia claramente, ya sea porque la alimentación se da directamente sobre toda la lámina foliar o bien porque practica grandes orificios irregulares. Cuando desarrolladas, las larvas se muestran muy voraces ocasionando los mayores daños. Los perjuicios mas importantes y mas frecuentes se dan cuando las larvas cortan el tallo a ras del suelo. En estos casos una larva puede dañar varias plantas por que una población relativamente pequeña puede ocasionar perdidas de consideración. Las plantas pequeñas son las mas afectadas. Su actividad en el suelo la lleva también a cortar raíces y practicar orificios en tubérculos, tal como sucede con la papa.
Hospederos: Acelga, alfalfa, arveja, cebolla, girasol, haba, lechuga, lino, maíz, papa, pasturas de leguminosas, pimiento, remolacha, tabaco, tomate, tréboles, vid.
Enemigos naturales: Apanteles bourquiniApanteles elegansCopidosoma sp.

Extractado de:

Bentancourt, Carlos M. y Scatoni, Iris B. Lepidopteros de importancia económica. Reconocimiento, biología y daños de las plagas agrícolas y forestales. Vol. II. Universidad de la República, Fac. de Agronomía - Ed. Hemisferio Sur, Montevideo, 1996, 129 p. Fotos de Bentancourt, Carlos M.